Consumo de alcohol en la adolescencia - Centro de rehabilitación Sinderesis

La adolescencia es una etapa de cambios en la que los jóvenes empiezan a experimentar una sensación de libertad que nunca antes habían experimentado. También se trata de la etapa en la que se toma el primer contacto con las drogas ya que el jóven siente excitación por probar “sustancias prohibidas”. El alcohol en la adolescencia suele ser la primera droga que prueban al intentar adaptarse a lo que hacen sus amigos y no quedarse “atrás” , imitando el comportamiento de los demás.

CONSUMO ABUSIVO DE ALCOHOL EN LA ADOLESCENCIA

Según el ministerio de sanidad española, el consumo de alcohol suele iniciarse en torno a los 13 años (siendo la edad media 14 años) ya que hoy en día esta sustancia está muy presente en el tiempo libre y en la relaciones sociales de los más jóvenes. Esto impulsa y fomenta las conductas peligrosas. Según las encuestas promovidas por el ministerio de sanidad española y las estadísticas de estas mismas el 75,1% de los adolescentes entre 14-18 años ha consumido alcohol alguna vez en su vida. De este modo 6 de cada 10 adolescentes se han emborrachado alguna vez en su vida y 1 de cada 3 lo ha hecho en los últimos 30 días, siendo el consumo en chicas muy superior al de chicos.

Los factores que fomentan el comienzo y mantenimiento de consumo del alcohol en adolescentes son la baja percepción del riesgo que existe sobre el consumo de alcohol y el fácil acceso de esta sustancia. Además los adolescentes perciben el alcohol menos peligroso que otras sustancias como el cannabis o cocaína. De hecho, 9 de cada 10 estudiantes afirma no encontrar ninguna dificultad para acceder a bebidas alcohólicas.

LA SOCIEDAD Y EL ALCOHOL

Para comprender este hecho en esta etapa tenemos que saber que el ámbito social influye mucho. La gran mayoría de adolescentes sienten la necesidad de pertenecer a un grupo, por lo que si el alcohol forma parte de la rutina y ocio del grupo, beber será requisito necesario para pertenecer a dicho grupo. También se añaden otros factores como el miedo al rechazo, necesidad de aceptación y presión de grupo.

Otro motivo relacionado con el anterior es que los adolescentes piensan que tomar alcohol les quita esa “vergüenza” para hacer amigos y les ayuda a desinhibirse siendo mucho más fácil de afrontar las carencias en habilidades sociales.

Otro factor que puede llegar a estos jóvenes a exponerse a riesgos físicos y sociales es la poca capacidad de afrontar las adversidades lo que conlleva la búsqueda de nuevas sensaciones y experiencias. El alcohol se convierte en un refugio para estos jóvenes con dificultades sociales o problemas escolares y familiares.

FACTORES DE RIESGO 

El órgano más afectado en los adolescentes por los efectos del alcohol es el cerebro. Esto se debe a que los jóvenes aún están en plena fase de desarrollo y formación para llegar a la edad adulta y adquirir las habilidades de razonamiento, procesamiento de información, memoria y aprendizaje. La toma de alcohol en fases de crecimiento puede provocar carencias relevantes en el pensamiento adulto al alterar el proceso natural del crecimiento. 

Algunos de los riesgos derivados de este consumo son:
  • Aparición de actitudes agresivas y violentas ( especialmente la violencia de género)
  • Accidentes de tráfico
  • Fomento de relaciones sexuales sin protección , lo que da lugar a riesgos como embarazo precoz  contagio de enfermedades de transmisión sexual

 

En Centro de Rehabilitación de adicciones en Sevilla, podemos ayudarte si notas que padeces de adicción al alcohol o si notas que tu hijo padece de esta adicción. Si deseas más información puedes contactar con nosotros en nuestra web o llamando al siguiente número: +34 682 669 382.