EL ALCOHOLISMO: CÓMO DETECTARLO Y SUS SÍNTOMAS

El consumo de alcohol es una conducta que se ha normalizado a lo largo de los años y se ha convertido en una actividad frecuente y de aceptación social, lo que facilita el abuso del alcohol. Sin embargo, es imprescindible alertar sobre las consecuencias de este sobre la salud por un consumo reiterado y que puede llegar a convertirse en un trastorno por adicción difícil de tratar. No olvidemos que existe un riesgo sobre enfermedad mortal en su consumo.

TRASTORNO MENTAL POR ALCOHOLISMO

Existe una gran cantidad de personas que están estableciendo una dependencia al alcohol,  y cuyo número de consumidores crece cada día, sin ser conscientes de ello. Como hemos hecho mención anteriormente, beber alcohol es una de las acciones más habituales en el día a día de las personas y algunos de sus consumidores se pueden ver envueltos en graves consecuencias por el abuso de consumo.

Para entenderlo mejor, el alcoholismo es una enfermedad ocasionada por el consumo de bebidas alcohólicas, llegando a desarrollar un trastorno de tipo mental. Acorde con lo que plantea la OMS y la Asociación Americana de Medicina, se trata de una enfermedad crónica, progresiva y mortal.

CONSUMO Y ABUSO ¿EXISTE DIFERENCIA?

Existe una gran discrepancia entre un consumo moderado de alcohol y una persona dependiente del alcohol. Los primeros síntomas de un adicto varían mucho según la persona y de sus condiciones vitales. La tendencia de estas personas, es el desarrollo de una tolerancia física a la sustancia que le hace no ser consciente de su problema, lo que de la mano de una búsqueda incesante de nuevas bebidas alcohólicas. Todo esto puede ocasionar problemas psiquiátricos y médicos entre los que están:

  • Cambios de humor repentinos
  • Agresividad
  • Temblores en el cuerpo
  • Daños hepáticos
  • Caídas y golpes

Al aparecer estos primeros síntomas, él alcohólico podrá ver afectado su entorno social, su vida laboral y en general su conducta.

PRINCIPALES SÍNTOMAS DEL ALCOHOLISMO

El hecho de que su consumo esté tan normalizado hace que su detección en sus primeras fases sea complicada, no llegando a percibir el grado de peligrosidad de esta. Algunas de los primeros signos de los que se debe estar pendiente con intención de evitar situaciones graves son:

  • Beber muy rápido con el fin de consumir más
  • Contar siempre con una bebida alcohólica en los eventos sociales
  • Romper los vínculos sociales con las personas que no beben alcohol
  • Acumular bebidas alcohólicas en el hogar para no quedarse sin consumir

CONSECUENCIAS DEL CONSUMO DEL ALCOHOL

A nivel psicológico:

  • Inestabilidad emocional
  • Sensación de euforia
  • Descoordinación motora

Además la enfermedad del alcoholismo es capaz de provocar daños en todos los sistemas del cuerpo humano. Sabiendo el grado de consumo, se puede conocer si el grado de adicción está en una fase temprana o avanzada. Para poder identificarlo con exactitud, es necesario visitar a un especialista de adicciones.

En Centro de Rehabilitación de adicciones en Sevilla, podemos ayudarte si notas que padeces de adicción al tabaco. Si deseas más información puedes contactar con nosotros en nuestra web o llamando al siguiente número: +34 682 669 382.