Dependencia emocional - Centro Rehabilitación drogas en Sevilla

Todos conocemos personas que han cambiado su actitud a raíz de empezar una nueva relación sentimental. Es posible que acaben desarrollando una dependencia emocional. Quien sufre esta dependencia padece un miedo tremendo a la soledad y no concibe su vida sin pareja.

Esta patología está considerada como una adicción, pues produce efectos similares al consumo de sustancias como el alcohol. De hecho, al igual que con las drogas, también afecta negativamente a la salud de la persona, tanto psicológica como físicamente. Este tipo de dependencia emocional puede derivar en relaciones tóxicas y de maltrato.

Características de un dependiente 

La base del problema de estar enganchado a otra persona es la autoestima. La propia persona cree que no es lo suficientemente buena como para merecer a su pareja. Entonces trata de compensar esta carencia colmando de atención a la otra persona, restándole tiempo a otros aspectos de su vida, como amigos, familia, trabajo o incluso a él/ella mismo/a. El aislamiento social es una de las características más habituales, contando con la pareja como único apoyo, lo que aumenta aún más la dependencia.

El gran problema de este tipo de adicción, es que el dependiente suele sentirse atraído/a por personas dominantes, egoístas y posesivas, que incluso pueden llegar al maltrato. Estos perfiles también suelen tener problemas de autoestima y buscan el reconocimiento desmedido que le ofrece una pareja dependiente.

¿Cómo superarlo?

La respuesta más sencilla y eficaz sería iniciar terapia psicológica. Este tipo de adicciones son más comunes de lo que creemos. 

Sin embargo, uno de los primeros pasos, como en todas las adicciones, es reconocer que existe un problema. Esta barrera mental es fundamental para superar la dependencia. Hasta ese momento, la persona negará y ocultará aquellos aspectos negativos de su pareja.

Como familiares, se puede ayudar a la víctima, sobre todo, sin ser cómplice de su relación patológica. Es decir, tratar de acortar todo el tiempo en el que esté con la pareja, al menos, en la medida de lo posible. Siempre advirtiendo de los problemas visibles de la relación, para que pueda reconocer poco a poco la dependencia.

 

Si conoces a alguien con este tipo de problema o has sentido que puedes estar desarrollando una dependencia con tu pareja, contacta con Sinderesis. +34 682 669 382.