¿La drogadicción se puede heredar? - Centro Rehabilitación drogas en Sevilla

La adicción es una enfermedad compleja, que está relacionada con el desarrollo del cerebro y la conducta del individuo así como con el entorno que le rodea y el genoma de dicho individuo. Los estudios demuestran que el genoma de una persona, contribuye casi en un 50% en el desarrollo de este tipo de trastornos y que hay factores genéticos heredables que pueden aumentar la probabilidad de consumir.

Si estás interesado en saber cómo la probabilidad de consumo puede verse afectada por la genética, ¡sigue leyendo!

Síndrome del Déficit de la Recompensa

Este síndrome se desarrolla mediante comportamientos compulsivos en los individuos, debido a una liberación de dopamina insuficiente, que está condicionada por la genética, lo que motiva al individuo a consumir para equilibrar ese déficit. 

Este déficit está vinculado directamente con personas que sufren trastorno por déficit de atención con hiperactividad, ya que el grado de motivación de estas personas para desarrollar cualquier actividad, está relacionado con la inmediatez con la que consiguen los objetivos

Cada persona se ve afectada por unos factores u otros pero no dejan de existir mitos y mitos sobre el alcohol y drogas que hay que tener en cuenta. 

Estudio de la Universidad de Fudan

Un grupo de investigadores de la Universidad de Fundan, en Shangái, publicaron los resultados de un estudio que da luz a la relación que puede existir entre la drogadicción y la genéticaEl estudio se desarrolló en un grupo de ratones, cuya motivación para buscar droga se medía a través de las veces que empujaban una palanca, que era lo que separaba a estos ratones con las sustancias.

Una vez que se seleccionaron a los ratones con mayor grado de motivación hacia la droga, observaron la relación de sus crías con la sustancia y descubrieron que tenían mayor probabilidad de engancharse.

Concluyeron que los factores que afectan genéticamente a una mayor probabilidad de consumo, no dependen de un mayor o menor consumo, sino de la mayor o menor motivación para buscar esa sustancia.

Las marcas genéticas

Son varios estudios los que demuestran que los excesos en el consumo de alimentos por parte de los padres también pueden crear marcas genéticas, pudiéndose así transmitir a sus hijos. Hasta hace poco se pensaba que en el momento de la fecundación, el padre solo podía transmitir al hijo la información de su propio genoma

Actualmente se está demostrando que estábamos equivocados, y que la manera en la que vivimos nuestra vida, puede modificar nuestros genes iniciales, entre ellos los que regulan el apetito, lo que posteriormente podremos transmitir a nuestra descendencia.

Cuantas más se consume, más dopamina se necesita, de ahí la tolerancia de los adictos. Cada vez el circuito de recompensa se desequilibra más generando así finalmente la adicción.

No dudes en contactar con nosotros para comenzar tu proceso de desintoxicación y rehabilitación +34 682 669 382